Nos encontramos actualmente con un mercado cada vez más competitivo, donde la supervivencia de cualquier negocio no puede darse nunca por segura. Si paseamos por las calles de cualquier ciudad podemos darnos cuenta que aquella peluquería que estaba en la esquina, ya no lo es. O por el contrario, ese restaurante que había en la calle de enfrente ha colgado el cartel de traspaso. Es una situación lógica y necesaria, ya que el consumidor decide quién sigue jugando y quien desaparece. Sin embargo, estas empresas que se ven obligadas a colgar el cartel de cerrado, ¿hacen todo lo posible para, por lo menos, alargar su vida?

El presupuesto y tiempo dedicado a promocionar una empresa o negocio es una decisión clave, de la que puede depender el futuro de ésta. No obstante, una acción de marketing puede ser efectiva sin necesidad de conllevar un alto coste económico y/o de esfuerzo. El conocimiento del público objetivo y cómo acceder a éste es un elemento clave. Dependiendo del perfil de nuestro target se podrán seleccionar algunas de las siguientes acciones.

Crea tarjetas de visita: Ayuda al cliente a encontrarte

Puede parecer anticuado, pero sigue siendo una herramienta necesaria para aumentar la visibilidad del negocio. Una tarjeta de visita bien definida, donde se puedan ver la dirección física del negocio, su perfil en redes sociales e Internet, teléfono, etc. Aumenta las posibilidades que un cliente satisfecho vuelva de nuevo o nos siga en redes sociales y comparta su opinión con amigos y conocidos. Económicamente es un recurso muy rentable ya que actualmente existen multitud de empresas y páginas web que nos permiten diseñar al detalle estas tarjetas a precios muy bajos.

Aumenta tu visibilidad en Internet

Es imprescindible hoy en día aparecer de una u otra forma en Internet. Se puede empezar por acciones muy sencillas como por ejemplo, añadir nuestra empresa al directorio de Google y Google maps. De esta manera, en caso que alguien esté buscando un negocio como el nuestro en una zona en particular, aumentamos las posibilidades que vean nuestro perfil y se dirijan a nuestra empresa. Cuantos más datos se incluyan, mejor. Ofrecer un teléfono de contacto, dirección de correo electrónico y una web van a ayudar al cliente ponerse en contacto con la empresa. Algo básico en el mundo del marketing: Debe ser fácil encontrarte, contactarte y pedir tus productos o servicios.

Crea un blog: ¡Demuestra lo que sabes!

Hoy en día se pueden crear Blogs en multitud de sitios web y gratis. Visto esto, llega el momento de decidir qué tipo de Blog queremos hacer, tipo de publicaciones, cada cuándo se publicará, etc. En primer lugar, tener un blog con el nombre de nuestro negocio va a hacer que el posicionamiento de nuestra empresa mejore. Obviamente la eficacia del blog dependerá de la calidad de sus artículos, número de visitas, etc. Lo mejor es que se trata de otra manera de dar a conocer nuestro negocio y además demostrar lo que hacemos, nuestro valor añadido, etc. Por un precio muy asequible también se puede ir un poco más allá y crear un dominio propio y/o contar con un redactor autónomo que nos ayude a mejorar la calidad de nuestro sitio web.

Redes sociales: Expándete

Actualmente es obligatorio. Para empezar es gratis y en segundo lugar nos puede permitir conocer la opinión de los clientes acerca de nuestro negocio. Si la valoración es positiva, nos puede servir para darnos a conocer a un target mucho más amplio del que podríamos alcanzar con otro tipo de campañas. Además nos puede servir para dar a conocer nuestro Blog. Una página en facebook, ligada a una cuenta en Twitter e Instagram, por ejemplo, nos llevará pocos minutos crearla y es realmente sencilla de gestionar. Como en el caso del blog, dependerá de lo que queramos dedicar a este tipo de campaña, si deseamos invertir en anuncios, en un community manager que nos permita llegar a más usuarios, etc.

Aprovecha el tirón de otras páginas

Empezar de cero no es fácil, es por ello que contar con algo de ayuda nunca viene mal. Hay gran variedad de empresas que se nutren de recomendar otros negocios, crear asociaciones, etc. Estas páginas web ya tienen un posicionamiento claro en Internet, por lo que aprovechar esta ventaja para incluir nuestro negocio puede hacernos llegar a muchos más clientes. Además, este tipo de sitios en Internet sirve a los usuarios para compartir y conocer experiencias, por lo que un feedback positivo sobre nuestro negocio puede resultar muy beneficioso.

Éstas son sólo un ejemplo de posibles actuaciones que cualquier negocio puede llevar a cabo, en relativamente poco tiempo y a un coste muy reducido, pero que puede acabar de situarnos en uno u otro lado de la línea que separa el éxito del fracaso.

Anuncios